Fundación Pryconsa | Biblioteca Nacional de España
Obra social del Grupo Pryconsa, enfocada en educación, investigación, ayuda social y cultura
Alumnos Altas Capacidades, Refuerzo aprendizaje escolar, menores en situación de riesgo, Premios nacionales de Genética, investigación contra el cáncer, ayuda social ongs, ayuda humanitaria, cooperación internacional
601
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-601,page-child,parent-pageid-558,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

Biblioteca Nacional de España. 300 años haciendo historia.

Biblioteca Nacional
Enero, 2012

La BNE no es sólo una de las instituciones culturales emblemáticas del país, sino que es una de las que mejor ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, a los desafíos de cada momento. El objetivo de la muestra era profundizar en la trayectoria seguida por la BNE a lo largo de estos 300 años de existencia plena de retos, cambios y transformaciones, así como mostrar los entresijos de su funcionamiento y la riqueza de sus colecciones.

La muestra, comisariada por José Manuel Lucía Megías, Catedrático de Filología Románica en la Universidad Complutense de Madrid, se articulaba en torno a cuatro secciones temáticas: La Biblioteca Nacional de España en su historia; La tecnología al servicio de la información y el conocimiento; La Biblioteca Nacional de España por dentro y Los 300 años de la Biblioteca Nacional de España: línea del tiempo.

En la primera sección se abordaba su historia, desde su origen de la mano de Felipe V en 1711 hasta la actualidad.

En el segundo apartado, se mostraba cómo la institución ha sabido adaptarse a los avances tecnológicos revolucionando los modos de entender la Biblioteca, al igual que en su momento lo hizo la propia tecnología de la escritura, la fotografía o la tecnología de la conservación y reproducción del sonido.

En la tercera área se mostraban los métodos para ampliar y completar las colecciones de la BNE, los trabajos técnicos así cómo las soluciones que se adoptan para solventar los problemas de conservación.

En el apartado final se revisaba la cronología de estos 300 años de la BNE a partir de sus hitos más significativos. Era una ocasión única para disfrutar en un mismo espacio de las mejores obras que la institución custodia: códices, incunables, libros, dibujos, estampas, mapas, fotografías, partituras, autógrafos, ex libris, cromos, programas de baile, carteles… Sirvan como ejemplo de ello los manuscritos de Leonardo Da Vinci, Beato de Liébana o Petrarca, los dibujos de Velázquez, Goya y Fortuny, los grabados de Goya, Durero, Rembrandt o Picasso y libros como la edición príncipe de El Quijote.