Fundación Pryconsa | Hilos de esplendor
Obra social del Grupo Pryconsa, enfocada en educación, investigación, ayuda social y cultura
Alumnos Altas Capacidades, Refuerzo aprendizaje escolar, menores en situación de riesgo, Premios nacionales de Genética, investigación contra el cáncer, ayuda social ongs, ayuda humanitaria, cooperación internacional
633
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-633,page-child,parent-pageid-558,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

Hilos de esplendor. Tapices del Barroco

Palacio Real de Madrid
Abril, 2008

Co-Organizada por Patrimonio Nacional, y el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, con la colaboración de la Fundación Pryconsa y el Centro de Estudios Europa Hispánica. La exposición incluía alrededor de treinta telas que proceden de importantes instituciones y colecciones de Europa y Estados Unidos, y prestando especial atención a la producción flamenca vinculada a Peter Paul Rubens y al desarrollo paralelo del arte de la tapicería en París y Roma.

La muestra fue continuación de la celebrada en el Metropolitam Museum de Nueva York el otoño de 2007, procediendo de la colaboración entre este organismo y Patrimonio Nacional.

Estructurada en once grandes bloques, “Hilos de esplendor” daba idea de la historia de la industria tapicera de la época, de la técnica utilizada para fabricarlos, de los florecientes talleres de Florencia y Roma y de la relevancia que tuvieron los Países Bajos en su producción hasta que las turbulencias religiosas y las guerras civiles hicieron huir a muchos tapiceros hacia el norte de Europa.

Entre los tapices que se exhibían en las salas de exposición temporales del Palacio Real destacaban El Triunfo de la Iglesia sobre la ignorancia y la ceguera (de la serie Apoteosis de la Eucaristía), La Colación (de la serie Historia del emperador de China), o Entrada de Luis XIV en Dunquerque, del taller de Gobelinos.

Las obras expuestas procedían, además de España, de importantes museos de Holanda, Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Austria, Suecia y Suiza.